UE Santboiana vs Complutense Cisneros | Sin balón, no se puede ensayar

Empezaba el partido y recibía de centro el Colegio, aunque poco le duraría el balón. En la misma disputa del saque, los catalanes se harían con la posesión del oval

Los primeros minutos sería un asalto a la zona de marca colegial, de la que los de azul y azul (hoy vistiendo de granate) solo lograrían salir con el pie en las recuperaciones de balón, devolviendo la posesión a los locales. En una melé en veintidós,  Cisneros logra un golpe a favor que Andrew Norton lleva al lateral pasado el medio campo. Desde el lanzamiento de touch, el propio Norton rompe la defensa santboiana y da un pase largo a Dani Mañero que controla con el pie y posa esquinado en el ensayo. Minuto 8, primero puntos en el marcador, y sin apenas posesión de balón.

Seguía el Colegio sin la posesión de balón y defendiendo en exceso. La Santboiana no cesaba en sus acometidas a la fortaleza colegial, y tras quince minutos de continuas embestidas, un fuera de juego daba la oportunidad local de abrir el marcador. 3 a 5 en el luminoso pasado el cuarto del tiempo reglamentario.

Con la reanudación del juego, las tornas no cambiarían, y el oval en el lado de los de Sant Boi, y claro está, que sin balón no se puede atacar y tras otros diez minutos de defensa, el primer ensayo local llegaría desde un maul de touch. 8 a 5 por debajo en el marcador.

Respondería rápido Cisneros, que en el saque de centro recuperaría el balón, y en el hueco que quedaba en el poste, Tomás Munilla se escurriría para ser placado en línea de marca y dejarle el balón a Antonio Llanes que posaría solo, dejando una transformación complicada, 8 a 10.

Una vez más, parece que cada vez que el Colegio logra un ensayo, baja las defensas, y así recibiría el segundo ensayo en contra, esta vez bajo palos facilitando la conversión. 15 a 10 a falta de tres minutos. Al igual que se relaja con el viento de cara, el Colegio también se pone el mono de trabajo cuando las cosas están feas, y e irse al descanso por encima en el marcador es importante. En una jugada muy similar a la anterior, pero esta vez en el lado opuesto del campo, Norton rompía el fortín local y posaba bajo palos y esta vez si, Nacho Martinez pasaba entre los mismo. 15 a 17 reflejaba el luminoso al descanso.

La segunda parte fue un claro paseo para los locales. En menos de un minuto, ya habían logrado el tercer ensayo, que a pesar de ser en el banderín, pasaba la patada entre palos. 22 a 17.

A pesar de eso, se mostraba solido y contundente el Colegio en las fases de conquista, disputando las melés y los saques de lateral y entorpeciendo sus salidas. Pero seguía teniendo que defender, una y otra vez; y el que defiende tiene la presión de cometer infracciones. Después de una fase de defensa contundente casi en la línea de ensayo, un placaje alto otorgaba un golpe en contra que Santboiana jugaba rápido en sentido contrario y pillaba a los visitantes en inferioridad. 27 a 17, el partido todavía estaba ahí.

La siguiente posesión, volvía a ser para los locales, que no desaprovechaban una, y en esta ocasión era su ocho quien rompía la defensa y descargaba para un nuevo ensayo transformado. En menos de un minuto, el partido se alejaba con el 34 a 17.

En la jugada que parecía darle alas a Cisneros, una escapada de Alberto Mendoza por el lateral en un balón dividido, un placaje por detrás forzaba que se le cayera el balón de las manos. Tocaba seguir construyendo, y sobretodo, defendiendo.

Cabe destacar la efectividad de los colegiales en ataque. A pesar de la mínima posesión de balón, sacaban oro en cada uno de ellos. Así, en otro golpe que Norton mandaba al lateral, era Luis Cerquinho quien amagaba a formación del maul y se escapaba con el balón ante la indisposición de los catalanes a entrar. 34 a 22 y con un cuarto de hora para seguir peleando.

Pero una vez más, le tocaba al colegio defender, y cuando te pasas setenta de los ochenta minutos haciéndolo, pasa factura. De poco sirvió el intento de galopada de Norton frenada por una infracción previa, en el minuto 77, los locales sentenciarían el partido con un ensayo bajo palos de su número 8 que volvía a romper la línea defensiva colegial. Marcador final 41 a 22, desluciendo el trabajo de Cisneros.

Aquellos entendidos dirán que el rugby en su modalidad de XV es un deporte de conquista, en el que premia el terreno a la posesión. Pero es muy difícil ensayar, si no tienes el balón.

ues_cisneros_rugbycat-768x565
Foto Jordi Elías

Share Now

Related Post