#LavisióndeVinuesa: VRAC Quesos Entrepinares vs Complutense Cisneros

vrac-cisneros

VRAC Quesos Entrepinares 51 – 22 Complutense Cisneros

Cerró el Colegio la primera vuelta de Liga en Valladolid frente al vigente campeón con una contundente derrota que refleja bastante bien la diferencia que, a día de hoy, hay entre estos dos equipos. Fracasó Cisneros en su intento de resistir, de plantar batalla. Le faltó concentración, capacidad de sufrimiento y autoestima en los momentos en los que el Quesos mostró su mejor versión. Después, cuando saciado y satisfecho el rival se echó a dormir, apareció el ímpetu colegial para rascar el bonus ofensivo. Habrá quien con ello se conforme, pero tiene este grupo mimbres para aspirar a retos mayores, y ayer era un día para fajarse en la adversidad, para aprender a sobrevivir frente a un rival superior.

Empezó muy bien el partido. Tan solo había transcurrido tres minutos cuando una infracción de los locales en el medio del campo la convirtió Manolo en una touche a cinco metros de marca con una certera patada. Cisneros ganó el balón y logró superar a la delantera rival en ese primer cuerpo a cuerpo para que Macky plantara junto a la esquina.

Pero la alegría duró tan poco como la disciplina colegial. En el minuto seis un ingenuo e innecesario golpe de castigo en medio campo permitió al VRAC entrar en la veintidós colegial. Allí, la delantera de Cisneros fue capaz de resistir en el primer envite de sus rivales desde la touche y defendió su zona de marca, pero es el Quesos un equipo con muchos recursos. Movieron entonces los locales el oval para buscar alternativas y lograron con un par de fases desordenar la defensa del Colegio para alcanzar el ensayo. 5-5.

Se mantuvo aún firme el Colegio en el partido unos minutos. Oponía seria resistencia en defensa y planteaba su propuesta de juego con el balón, logrando poner en apuros al rival. En el minuto 12 dispuso Cisneros una nueva touche en la veintidós local, pero el lanzamiento parcial frustró la oportunidad. No se tienen muchas de ésas en un partido en el Pepe Rojo…

Poco después, los locales retomaron la iniciativa. Su dinámica ofensiva, posiblemente el mejor rugby que puede verse en España, siguió exigiendo el máximo a una defensa colegial que no daba abasto. Ataca el VRAC con todo y en todo el ancho del campo, y lo hace con una velocidad que solo se alcanza al conjugar un plantel de excelentes jugadores con un buen trabajo técnico. En el 15, un fuera de juego de la defensa colegial puso a la delantera del Quesos de nuevo a escasos metros del ensayo… y, de nuevo, no abandonaron la veintidós de Cisneros de vació. El segundo ensayo llegó, esta vez sí, en el cuerpo a cuerpo entre delanteras. 10-5.

Continuaron los locales con la iniciativa y siguió el Colegio centrado y trabajando en defensa. Dispuso, incluso, de una prolongada fase de ataque en la que no logró poner en apuros al Quesos, pero la diferencia entre los recursos de uno y otro equipo era cada vez más evidente. Tardó casi 10 minutos el VRAC en alcanzar el tercer ensayo. Demasiados minutos vaciándose en defensa frente a un rival como el Quesos. 17-5 en el minuto 25.

Y a partir de ese tercer ensayo Cisneros bajó la guardia y acabó doblando la rodilla. Tres ensayos más encajó el Colegio en esos quince minutos de chaparrón, en los que el aluvión de rugby quesero destiñó el orgullo de un equipo superado en el juego y próximo a la deserción. Con 34-5 se llegó al descanso.

La segunda parte fue otra cosa. Una cosa totalmente distinta. El Quesos, como viene siendo habitual en los últimos partidos, volvió al campo con la convicción de que su trabajo ya estaba hecho, sin la intensidad con la que había sometido al Cisneros antes del descanso. Por su parte, el Colegio afrontó la segunda parte con la voluntad de lavar la mala imagen del tramo final de la primera. Así las cosas, los segundos cuarenta minutos fueron de un rugby más abierto y menos riguroso, un juego de ida y vuelta. Y ese correcalles en el que, por momentos, se convirtió el partido, acabó en empate (17-17, con tres ensayos para cada equipo).

Puso el Colegio sus ganas y su velocidad para atacar con cada balón del que dispuso, y encontró enfrente mucha menos oposición que la que había tenido al inicio. José Luis del Valle volvió a demostrar su enorme potencial ofensivo logrando dos nuevos ensayos, en los minutos 53 y 57, y Jorge Gorostiza anotó el cuarto, el que otorgaba el bonus, en el minuto 76.

Como hicieran Vigo y Hernani en las semanas precedentes, supo el Colegio sacar partido de la descomposición que habitualmente experimenta el Quesos tras sus excelsas demostraciones en las primeras partes. Pero no era ese el objetivo con el que se viajaba a Valladolid, ni tampoco debe servir ese bonus para ocultar el desmoronamiento moral del equipo en el tramo final de la primera parte.

Jugaron por el Cisneros: 1.Carlos Bachofer; 2.Santi Fernández-Varone; 3.Martín Tedesco; 4.Rafa Matt; 5.Guillermo Molina (70’ Martín Fernández Varone); 6.Íñigo Álvarez (40’ Hermenegildo Simón); 7. Salvador Palha; 8. José Luis del Valle; 9. Gabriel Nogales (55’ Ángel Calle); 10.Manolo Olivares (70’Beñat San Sebastian); 11.Ángel Castro; 12.Juan Cano; 13.Ander Ayala (55’Álvaro Moreno); 14.Manu Sainz Trápaga; 15. Jorge Gorostiza

Guillermo Pajares y Fran Soriano completaban la convocatoria

Leave us a reply

Club de Rugby Complutense Cisneros pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache