#LaVisiónDeVinuesa | Digno ejercicio de resistencia

Complutense Cisneros 12- VRAC Quesos Entrepinares 33

El Complutense Cisneros cerró la liga regular con un intenso partido contra uno de sus más duros rivales. El animado programa del XI Torneo Internacional de Rugby Infantil tenía como colofón este partido del primer equipo del Club contra el VRAC. Los visitantes comparecían en el Central con la necesidad de sumar los cinco puntos para pelearle a sus vecinos de El Salvador la primera plaza de la Liga. Al Colegio, con el quinto puesto adjudicado desde hace semanas, solo le movía la envergadura del reto y el privilegio de medirse sobre el campo con un equipo verdaderamente poderoso.

Como ya pasara en diciembre, en el partido de ida disputado en Valladolid, la delantera del VRAC fue un muro infranqueable. El partido estuvo controlado y dominado en todo momento por la imponente delantera quesera. El Colegio, a pesar de ofrecer una de sus mejores versiones del curso, cayó con justicia pero con honra, la que otorga haberse vaciado en el campo. Generoso en el esfuerzo y aguerrido hasta el final, poco hay que reprochar al equipo.

En una intensa y meritoria puesta en escena, el Complutense Cisneros logró que el primer cuarto de partido estuviese equilibrado. El juego iba y venía de un campo al otro. La melé colegial plantó cara desde el principio al paquete más poderoso del campeonato. Sin embargo, en el lateral, la delantera azul y azul no supo leer bien la defensa quesera y sometida a la intensa presión del rival, se manejó con escaso acierto.

La touche fue desde el inicio una hemorragia para el Colegio, y por ahí se empezó a desnivelar el choque. Los de azul y azul se afanaban en defensa. Se las apañaron varias veces para salir indemnes de zona roja, pero sufrían en exceso para contener las potentes acometidas del VRAC. El desgaste de frenar a una delantera tan poderosa desde una evidente desventaja física iba haciendo mella según avanzaban los minutos.

Complutense Cisneros tuvo también fases de ataque en campo contrario, pero le faltó calma y acierto para desestabilizar la eficaz y contundente defensa rival. Contrastaba la comodidad de los de rosa en defensa con la angustia de la emergencia permanente con la que se manejaba el Colegio sin el balón.

El VRAC, atento y ordenado, supo dejar madurar el partido. Una vez la fatiga y los efectos de unos primeros minutos de duros contactos empezaron a pasar factura en las filas colegiales, iniciaron su cosecha. Antes del descanso, en apenas quince minutos, el Quesos logró tres marcas, se puso 0-19 y dio la sensación de haber cerrado el partido.

Tras el descanso el Colegio volvió con la ilusión de una anotación temprana que le metiera en la disputa, que le diera ese aire que da vislumbrar la hazaña de la remontada. Pero el VRAC necesitaba un cuarto ensayo, el que le concediera el bonus ofensivo, y tardó poco en conseguirlo. Llegó en el minuto 47 en una buena jugada de su línea de tres cuartos.

Con el 0-26 en el marcador y poco más de media hora por jugar empezó un partido nuevo. El Colegio estaba cansado. La enorme fatiga que genera defender a un equipo físicamente superior, más que en los músculos, pesa en el alma. Duele más la impotencia y la frustración de saberse derrotado que los innumerables impactos recibidos. Pero a pesar del enorme desgaste acumulado por los largos minutos de infructuoso esfuerzo defensivo, el Complutense Cisneros supo aprovechar la relajación del VRAC y logró dos marcas en dos buenas jugadas de juego a la mano. El Quesos, por su parte, logró un nuevo ensayo, el quinto, en ese epílogo destensado. El partido fue intenso y disputado y dejó un resultado final que da buena cuenta de los méritos y capacidades de unos y otros.

Llegan los play off. El Colegio viajará a Santboi el 14 de mayo con la ilusión de repetir la hazaña del año pasado y meterse entre los cuatro mejores. Por su parte, el VRAC espera rival en semifinales. Visto lo visto en estos largos meses de temporada, no parece fácil que aparezca un equipo capaz de arrebatarle la Liga a la poderosa delantera quesera.

Por el Colegio jugaron:

  1. Francisco Blanco; 2.Pablo Hayali (45’ Vicente del Hoyo); 3.Sebastián Hattori (60’ Guillermo Espinós); 4.Guillermo Marin. 5.Guillermo Molina (66’ Fernando Álvarez); 6. Jorge González (50’ Paul Florea); 7.Koi Hogg; 8.José Luis del Valle; 9.Sam MacLernon (58’ Ángel Calle); 10.Luke Jenkins (66’ Nacho Martínez); 11.Manu Sainz Trápaga; 12.Andrew Norton (52’ Gorka Gorrotxategui); 13.Rafa Escario; 14.Álvaro Moreno; 15.Paco Hernández

FinalU18 (64 de 208)
Foto vía RGLFotos

Share Now

Related Post