#LavisióndeVinuesa: Complutense Cisneros vs VRAC

20130428189 (1)

Complutense Cisneros 19 – 31 VRAC Quesos Entrepinares

Para cerrar esta temporada 2012-13, llegaba al Central el VRAC, el vigente campeón y el equipo favorito para volver a ganar la Liga este año. El Colegio, fuera de ese tramo final en el que los seis mejores equipos del campeonato habrán de disputarse el título, afrontó el partido sin más aliciente en la disputa que el de medirse con el que probablemente sea el mejor equipo del actual rugby español.

Lejos de proponer un partido abierto y lúdico, de mucho tanteo y poco placaje, que era a lo que las circunstancias invitaban, Complutense Cisneros buscó un choque trabajado e intenso. Sabiéndose inferior, apostó por aplicarse en defensa y vender cara una derrota probable. Y en ese sentido, poco habría que reprochar al equipo.

No obstante, en su empeño por revelarse contra su destino, el Colegio se encontró a pocos minutos del final con la victoria al alcance de la mano y, de nuevo, como tantas otras veces a lo largo de esta larga temporada, le faltó en ese tramo crucial del choque, ahí dónde se decantan los partidos, cuando solo los mejores sobreviven, esa capacidad competitiva que solo dan la experiencia y el rodaje en la alta competición.

Empezaron los pucelanos jugando con el viento a favor, y la primera parte se le puso cuesta arriba al Colegio. A la potencia del plantel del Quesos se sumaba la ventaja táctica de un viento que empujaba el juego hacia la zona de marca local. Complutense Cisneros intentó jugar desde el principio, pero su juego, tal vez un punto timorato en el inicio, se mostraba romo y estéril frente a la buena y contundente defensa del VRAC.

Cuando atacaba el Quesos, los de azul y azul sufrían en defensa. Jugaban los castellanos a ráfagas, con una tensión alterna. Pero cuando apretaban y le daban velocidad a la circulación del oval, el Colegio se las veía y se las deseaba para contener la ofensiva rival. En el minuto seis llegó el primer ensayo visitante. Tras encadenar varias fases avanzantes, pisó el VRAC la veintidós colegial, y desde la izquierda del campo, abrió el Quesos a su línea. Agarró el balón el apertura y se encontró enfrente de él a Martín Tedesco, con demasiado espacio en su interior. Le atacó con determinación y sacó partido de su mayor velocidad y movilidad. El apoyo interno defensivo colegial no llegó para cerrar la hemorragia y el 10 quesero rompió la barrera azul y azul y plantó en marca. La conversión puso el 0-7.

El Colegio encajó el ensayo con entereza. Nada que no estuviera en el guión. Y continuó atacando con cada balón. No les faltó posesión a los locales, que probablemente tuvieran más oval que sus rivales, merced a su solvencia en la conquista y al juego un punto especulativo de un Quesos que, por momentos, pareció reservarse para citas venideras –la próxima semana se juegan la Copa del Rey en Santander-. Pero había notable diferencia entre la pegada de uno y otro. El VRAC ponía en aprietos con cada balón al Colegio, y estos últimos tenían serias complicaciones para crear verdadero peligro.

En el minuto 11, tras una ruptura de Macky, que contó con la continuación de Jaime, se adentró Complutense Cisneros en la veintidós rival, y allí provocó una infracción defensiva del Quesos. En una posición muy ventajosa, Paco erró la patada. El balón golpeó en el palo y pese a que Juan lo recuperó, la clara ocasión colegial quedó en nada por un nuevo error de manejo del oval.

El Colegio cometía demasiados errores con sus posesiones y sufría en exceso cada vez que la ofensiva quesera cogía velocidad. En el 21 llegó el segundo ensayo vallisoletano. De nuevo el apoyo interno defensivo de la delantera llegó tarde. Castigado tras varias fases de penetración del rival, el paquete colegial no tuvo piernas para cerrar el interior de su tres cuartos y quedó un espacio demasiado jugoso entre ambas unidades que el zaguero castellano encontró con un contrapié para ensayar bajo palos. 0-14.

Siguió el Colegio a lo suyo, percutiendo con un juego más voluntarioso que efectivo y con más corazón que fe. Y alcanzó algunos frutos. En el 33, en un momento de asedió del VRAC a la zona de marca colegial, y cuando se veía venir un nuevo ensayo visitante, Manu interceptó un balón y avanzó hasta medio campo. Allí jugó con una patada a seguir a la que llegó Paco antes que nadie y continuó la jugada con un nuevo puntapié que introdujo el balón en marca, pero cuando se disponía a perseguirlo para plantar, fue derribado en flagrante antijuego por un rival. Se limitó el árbitro a conceder golpe de castigo al Colegio, y Paco, esta vez sí, pasó la conversión para el 3-14.

Dieron alas los tres primeros puntos al Complutense Cisneros, que acarició el ensayo en los últimos minutos de la primera parte. Asedió con su delantera el Colegio la zona de marca quesera. Provocó la expulsión por reiteración de infracciones de un tercera línea rival y dispuso de dos saques de lateral a cinco metros para ensayar. Entró en el primero de ellos en zona de marca, pero no alcanzó a plantar. En el segundo, Matt pisó a un rival que en golpe de castigo obstaculizaba la liberación del oval, y fue castigado por ello con tarjeta amarilla.

Poco más dio de si la primera parte.

Le segunda mitad comenzó con un Colegio decidido a mejorar sus prestaciones ofensivas. En el primer ataque provocó una infracción defensiva del VRAC que Paco pasó entre palos para el 6-14. Pero inmediatamente después, un arreón quesero exigió al máximo a la defensa local. Ander evitó el ensayo en la misma esquina con un placaje salvador pero salio maltrecho del lance, y en la siguiente jugada, una touche en veintidós para el Quesos, no estuvo en su sitio en la línea para defender, con lo que los visitantes movieron el balón hasta el ala y con insultante facilidad plantaron en marca lo que supuso, tras la conversión, el 21-6.

Probablemente ese ensayo hizo pensar al Quesos que el partido estaba ya decidido, pero se equivocaba. La mejor versión del Colegio estaba aún por llegar. Los minutos que pasaron desde el 5 hasta el 31 de la segunda mitad fueron de enorme mérito y de los mejores de la temporada, pese a varios errores de bulto que, a la postre, le costarían el partido. Con el viento a la espalda y un ambicioso Paco al frente de la ofensiva, Complutense Cisneros puso en serios aprietos al Quesos y brindó unos minutos vibrantes a una grada que correspondió empujando al equipo hasta ponerle en las mismas puertas de la victoria.

En el minuto 10 tuvo de nuevo el Colegio una clara ocasión para ensayar, con una touche y una melé a escasos metros de marca. El oficio de su rival impidió el ensayo, pero no se fueron de vacío los locales, que sumaron por medio de Paco 3 nuevo puntos, para el 9-21.

Poco después, en el 14, y cuando el ataque azul y azul era un vendaval, la enésima infracción defensiva quesera supuso la expulsión temporal de su pilier izquierdo. El Colegio optó por buscar la touche en lugar de asegurar 3 puntos probables, y no le salió mal la apuesta. Lo intentó primero con la delantera y no consiguió alcanzar la zona de marca. Paco pidió entonces el balón, y buscó a Cano que, pletórico en este final de temporada, rompió la defensa rival por potencia y planto bajo palos. 16-21.

El Quesos no fue capaz de reaccionar y siguió especulando con su ya escasa renta. Complutense Cisneros siguió llevando la iniciativa y contó con varias ocasiones para ensayar, pero no es la defensa quesera hueso fácil de roer. En el 23 una infracción defensiva visitante concedió a Paco una nueva ocasión para sumar. Era una patada asequible, pero no acertó entre palos el apertura colegial. Sí lo hizo en la siguiente ocasión, en el 29, para poner el marcador en un apretado 19-21.

En esos momentos, con poco más de 10 minutos por jugar, todo parecía indicar que Complutense Cisneros tenía el partido al alcance la de la mano. Pero en el 31 llegó una desgraciada jugada en la que el Quesos sacó partido de un error defensivo colegial en su propio campo y desencadenó una larga jugada de apoyo y continuación que acabó en la zona de marca de los locales.19-26.

Estaba Complutense Cisneros aún a tiro de ensayo transformado, pero el golpe de ese ensayo encajado fue muy duro en la integridad moral de un equipo que había peleado hasta creer en su victoria y que, con menos de 10 minutos por jugar y al límite de sus fuerzas, vio definitivamente fuera de su alcance la empresa de la remontada. Entregó la cuchara el Colegio, y el Quesos, al tran tran, sumó aún otro ensayo postrero que puso el tanteo final en 19-31.

Jugaron por el Colegio:

1.Santi Varone (50’ Cesar de Sande); 2. Pablo Hayali(67’Carlos Bachofer); 3.Martín Tedesco;  4.Rafa Matt; 5.Guillermo Molina; 6. Martín Fernández Varone; 7. Jaime García (65’ Beñat San Sebastián); 8. José Luis del Valle; 9.Gabriel Nogales; 10. Pedro Sanz (50’ José Antonio Cerván); 11. Álvaro Moreno; 12.Juan Cano; 13.Ander Ayala; 14. Manu Sainz Trápaga; 15.Paco Hernández.

Jonathan Pineaud y Jorge Gorostiza también estaban en la convocatoria.

Leave us a reply

Club de Rugby Complutense Cisneros pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache