#LavisióndeVinuesa: Complutense Cisneros vs Gernika

IMG_9282

Complutense Cisneros 18 – 49 Bizkaia Gernika

Se jugó el sábado el partido adelantado de la décima jornada de Liga, prevista para el próximo 16 de diciembre, pero que al coincidir en fechas con la competición europea que está jugando esta temporada Gernika, hubo de ubicarse en este fin de semana de descanso, reservado para los partidos internacionales de noviembre.

Tienen los vizcaínos este año un equipo muy bien armado. Tras construir un plantel con el afán de dar la cara en sus compromisos internacionales, juegan en Liga con la obligación de marcar distancias con respecto a la clase media de esta División de Honor a la que, partido a partido, trata de incorporarse Cisneros. Así las cosas, el partido se presentaba como un reto de enorme envergadura para el Colegio.

Empezaron los locales aplicados y atentos en defensa, a la vez que algo timoratos y contenidos con el balón.  Los vascos plantaron sobre el campo una defensa contundente que les bastó para desbaratar los primeros intentos de juego colegial. Con el balón, le valía a Gernika con aplicar un ritmo alto a su juego para sacar ventaja de su evidente superioridad física. Ya en el minuto 3 estaban los vascos a escasos metros de marca. Y fue ahí, precisamente, al borde del precipicio, cuando mejor se desenvolvió la defensa colegial a lo largo de toda la primera mitad, pues en repetidas ocasiones logró evitar el ensayo rival cuando éste parecía inevitable a base de trabajo y fe en el orden defensivo. En ese primer acercamiento lograron los de azul y azul recuperar el balón a escasos metros de la línea de ensayo. Manolo alejó el balón con una larga patada, pero la presión defensiva tras la patada no funcionó y Gernika volvió a adentrarse en la 22 azul. Una infracción defensiva permitió a los vascos abrir el marcado con la fácil conversión de un golpe de castigo centrado. 0-3 en el minuto 4.

Gernika pareció conformarse con su exigua ventaja y durante largos minutos dejó la iniciativa del partido en manos de Cisneros, que fue capaz de adentrarse con balón varias veces en la 22 contraria, pero le faltó ambición, paciencia y confianza en sus propias fuerzas. Como una constante a lo largo de toda la primera mitad, el Colegio no fue capaz de atacar en todo el ancho del campo. Ante la solidez defensiva del rival, prefirió buscar la seguridad en la conservación que daban sus delanteros jugando cerca que las opciones de desborde que proponían sus trescuartos por fuera. Aún con esas, lograron encadenar fases de ataque y avanzar en campo contrario, pero les costaba generar verdadero peligro y la defensa vizcaína se las apañaba para contener las acometidas sin grandes urgencias.

Mediada la primera mitad volvieron los vascos a instalarse en la 22 contraria y volvieron a poner al XV colegial ante la necesidad de vaciarse para evitar el ensayo. Con los pies sobre la línea de marca, lograron los de azul y azul contener largas acometidas de la poderosa delantera rival. Señaló el árbitro una infracción defensiva a 5 metros de marca y la delantera colegial se lo tomó como una tregua en la que recuperar el resuello, pero los vascos, a los que no les había valido con su físico, estuvieron vivos y jugaron rápido el golpe para lograr un sencillo ensayo que castigó severamente la imperdonable relajación de la delantera colegial. 0-10.

Tras la nueva anotación, volvió Cisneros a llevar el peso del partido ante un rival que, de nuevo, parecía dar un paso atrás y conformarse con defender con solvencia. Tuvo de nuevo el Colegio minutos de posesión en la 22 contraria y malgastó sus opciones, unas veces por demerito suyo y otras por el buen hacer de la defensa contraria. Pero fruto de ese control sobre el partido y esa presencia en zona de peligro, vinieron las dos anotaciones de la primera parte: un golpe de castigo pasado por Paco en el 25 y un excelente drop, también de Paco, tres minutos después. 6-10 con poco más de 10 minutos para el descanso.

Continuó el partido jugándose en campo de Gernika. Estuvo Cisneros cerca de entrar con un empuje de maul después de saque de lateral, pero el oficio de la delantera contraria lo impidió. Y poco después, un error de placaje permitió a un centro vizcaíno avanzar más de 40  metros y acercarse a la zona de 22 colegial. Allí, una infracción defensiva permitió a los vascos una nueva anotación, merced a un golpe de castigo. 6-13 en el minuto 33.

Justo a continuación, en el tramo final de la primera parte, se definió el devenir del partido. Dos secuencias de juego acabaron por doblegar la resistencia colegial e hicieron al Cisneros claudicar, dejando el camino libre para que Gernika disfrutara en la segunda parte. Y, curiosamente, en ambas secuencias, hubo más demerito propio que merito del rival. En el 36 el Colegio malogró la más clara ocasión de que dispuso en toda la primera mitad. Tras una larga y buena jugada en la 22 vasca, logró el Colegio una superioridad en el abierto, pero justo cuando la grada empezaba a levantarse anticipando el inminente ensayo, un error de manejo hizo que el balón cayera al suelo. Gernika salió con el pie de su campo y metió el balón muy profundo en campo de Cisneros. Desde allí, con el tiempo prácticamente cumplido, un error garrafal en la patada de vuelta hizo que, en lugar de ir a lateral o al fondo, el balón volase hacía el lado abierto, donde Gernika lo recibió y, con la tranquilidad del que realiza un sencillo trámite, aprovechó el regalo para explotar la ventaja y anotar su segundo ensayo. Con 6-20 se llegó al descanso, una ventaja tal vez excesiva para los méritos y, sobre todo, el esfuerzo de ambos equipos sobre el campo. Y, desde luego, una desventaja demoledora para la autoestima del XV colegial, que vio el partido perdido y no fue capaz, tras el descanso, de ofrecer los niveles de resistencia, con y sin el balón, que había planteado en la primera mitad.

Así, la segunda parte tuvo poca historia. Gernika, para acabar de anular la resistencia azul que pudiera quedar, salió fuerte y ensayó de maul en el minuto 4. Después vendrían tres ensayos más, de diferente factura, en los minutos 9, 23 y 29 (estos dos últimos en superioridad numérica, tras la expulsión temporal de Castro). Todo ello, más un golpe de castigo pasado en el minuto 16 situó el marcador en un abultado 6-49 con 10 minutos para acabar. Y entonces, con igualdad numérica sobre el campo pero con todo el pescado ya vendido, Cisneros despertó y atacó con determinación en busca del ensayo que se le había resistido todo el partido. Dos marcas en los minutos finales, la primera de Rafa Matt y la segunda de Jorge Gorostiza, maquillaron el resultado hasta el 18-49 final.

Jugaron por el Colegio: 1.Carlos Bachofer (Igor Pinel 65’); 2.Cesar de Sande; 3.Martín Tedesco (Santiago Fernández Varone 75’); 4.Rafael Matt; 5.Gustavo González (Guillermo Molina 48’); 6.José Luis del Valle; 7.Salvador Pahla; 8.Santiago Noriega (Beñat San Sebastián 48’); 9.Gabriel Nogales; 10.Manolo Olivares (Ángel Castro 55’); 11.Jorge Gorostiza; 12.Juan Cano; 13.Manu Sainz Trápaga (75’Guillermo Navarro); 14. Fran Soriano (75’Álvaro Moreno); 15.Paco Hernández

Leave us a reply

Club de Rugby Complutense Cisneros pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache