#LasCrónicasdeCapi | Una trabajada victoria

Theta 32 – 5 San Isidro 

El sol brillaba sobre un espectacular Central B, feudo desconocido para el Theta, que presentaba un gran equipo dispuesto para afirmar sobre el mejor de los escenarios el liderato de la Segunda división madrileña.

Comenzó el encuentro con un Theta excesivamente nervioso, contundente pero marchando de melé a melé por culpa de sus imprecisiones y precipitaciones.

Dispuso el colegio de dos ocasiones clarísimas para abrir el marcador, pero últimos pases arriesgados daban al traste con ellas. Mientras la cuenta de melés seguía al alza, la contienda alcanza el cuarto de hora de partido sin que el marcador se hubiese movido. Tras una buena touch colegial, la delantera se adentraba hasta la 5 contraria y entonces sí, el oval llegaba a la punta, donde Fausto ensayaba.

Duró poco tiempo la ventaja, ya que, tras una serie de catastróficas desdichas, San Isidro igualaba la contienda. No obstante, apenas dos jugadas después, Vittorio se estrenaría como anotador, tras sorprender a la salida de un ruck.

El encuentro siguió por los mismos derroteros, muchos errores pero un gran dominio colegial. Incapaz de concretar ese dominio en ensayos, el colegio pidió palos y anotó. Volvió a disponer de varias ocasiones que no fue capaz de materializar y el encuentro se marchó al intermedio con un escaso 13-5.

El calor seguía apretando para las invernales fechas en las que nos encontramos e iba mermando las fuerzas de los contendientes, que volvieron a enfrascarse en una batalla cerrada y encarnizada. Pero la preponderancia azul desapareció a los diez minutos de la segunda parte, cuando San Isidro se adentró en la 22 colegial.

A menos de 10 metros de la marca colegial, los delanteros rivales jugaron corto, cerca del ruck, pero la delantera thetuda no concedía ni un metro. Buscaron a los centros, no se les regaló ni un maul placando bien abajo y el balón sólo pudo llegar al otro extremo del campo, donde la refriega se comenzó a librarse a escasos centímetros de la marca pero donde cada fase era frenada con dureza. Entonces, San Isidro, tras martillear contra un muro infranqueable, abrió buscando el hueco en la línea, pero se encontró con que Jesús se lanzaba con todo e interceptaba el oval. Una galopada de 100 metros ponía la tercera marca.

No volvería San Isidro a la 22 colegial en el resto del encuentro y pese a que los thetudos afrontarían los siguientes 10 minutos en inferioridad, se aseguraba el bonus ofensivo, mediante un gran ataque de Puertas que rompió a la defensa rival, zafándose de varios contrarios.

Cinco minutos más tarde, en los últimos estertores del encuentro, Puertas volvía a poner otro ensayo más, de similar factura. Victoria muy trabajada, que requirió todas las fuerzas de los 23.

Semana de descanso por delante, para afrontar el partido definitivo, el sino de la segunda regional, que tendrá lugar en Puerta de Hierro contra Veterinaria dentro de dos fines de semana.

El crack. Jesús Moratalla. Muy seguro todo el encuentro y brillante cuando más oscuro se tornó el partido con una intercepción seguida de 100 metros de carrera, que rompió el partido.

El dandy. Nacho Puertas. Encontró dos veces el hueco entre la densamente poblada delantera rival.

El duro. Mariano Martín. Desde el primer minuto le dejó claro a su par, que de percusiones iba a ir su batalla.

Jugaron: Joaquín Cueto, Aitor Chasco, Rubén Martín, Jose Ramón Ayerra, Eduardo Martínez, Jorge de Deus, Gabriel Torres, Gonzalo Benito ©, Vittorio Gradellini, Roke Ribate, Fausto Nieto, Mariano Martín, Álvaro Encinas, Borja Jarque y Jesús Moratalla. También jugaron: Alberto Pajares, Igor Pinel, Tinerfe Martín, Pablo del Valle, Ignacio Puertas, Marcos Pipaón, Pedro Pons y Ignacio Escobar.

Share Now

Related Post