#LasCrónicasdeCapi: Theta vs Veterinaria

DSC_0350

Veterinaria 15  –  20 Theta

Fueron muchos los que se quedaron fuera para este vital partido, donde no había margen de error. Tras haber tragado durante la semana, una buena dosis de saludable barro de Paraninfo, las huestes thetudas llegaron a Puerta de Hierro dispuestas a matar o morir. Para poner la guinda a este partidazo, el árbitro del encuentro sería un colegiado procedente de Reino Unido, que a pesar de no hablar la lengua de Cervantes, realizó un arbitraje excelso.

Una grada azul-azul a rebosar, que alentó a los colegiales desde incluso antes del comienzo del encuentro, hizo salir enchufado a un Theta, que apoyado en una tercera línea en estado de gracia, acorralaba a un rival que era incapaz de salir de su 22, de donde tras muchos minutos, el Theta se marchó, desgraciadamente, sin puntos.

Las dificultades en las fases estáticas, sobre todo en la touch, permitieron al rival ganar metros y venir a jugar a nuestro campo, pero al igual que en los últimos encuentros, la defensa thetuda fue un muro infranqueable, que no concedía cuartel. La intensidad puesta en los placajes permitió volver a tener la posesión y el dominio territorial, con jugadas como la que comenzó con un espectacular control de espuela de Jesús, pero el Theta siguió sin poder abrir la lata, hasta que una arriesgada genialidad de Arturo, pateando por encima de la línea defensiva, permitió a San Román atraparla dentro de la zona rival y posar, para abrir la cuenta. Sergio marraba la patada, que estaba muy escorada.

En los últimos minutos de la primera parte, el Theta siguió dominando e intentando amplíar la renta, sin embargo, el colegiado señaló el final de la primera parte, sin cambios en el marcador.

Con la reanudación, la situación siguió en los mismos términos, dominio absoluto del Theta, que gracias al pie de Sergio, ponía 3 puntos más en su marcador, gracias a un golpe centrado a los 5 minutos de la segunda parte.

Siguió el ataque colegial golpeando cual martillo pilón y el muro rival se resquebrajó finalmente, pues tras una patada rasa que alcanzaba Borja, Fondevila no llegaba a posar, pero el rápido apoyo limpiando ese agrupamiento, permitió abrir el balón hasta el ala donde Alegrete se tiraba a posar junto al banderín, poniendo el 13-0. Y apenas dos jugadas después, era Jesús, quien tras una jugada eludiendo placajes a diestro y siniestro, ponía el tercero en la cuenta thetuda, que aumentaría Sergio con la transformación.

Y a falta de 15 minutos, buscaba el Theta cerrar el encuentro con un cuarto ensayo que le diese el punto bonus, sin embargo, tras un par de acometidas, las torrijas se hicieron notar y se encendió la luz de la reserva, la concentración bajó, aumentaron las infracciones y se comenzó a fallar placajes. Y en unos últimos diez minutos para olvidar, sobre los que habrá meditar de cara al próximo partido, los de Veterinaria ensayaron 3 veces, primero por un ala, posteriormente por el eje profundo y con el tiempo ya cumplido, uno de sus alas se marchaba hacia la zona de ensayo, con el único obstáculo de superar a Jesús, que lo placó, pero demasiado arriba a criterio del árbitro, que concedió el ensayo de castigo.

Y con este último ensayo, rascaban los de Veterinaria un punto bonus defensivo que les permite seguir vivos en la lucha por el playoff de ascenso y dejaba a los de Gonzalo con un sabor agridulce del que habrá que resarcirse batiendo el próximo fin de semana a los Barbarians en Paraninfo, último partido de liga, donde habremos dejar hasta el último aliento para batir a un duro rival que en la ida nos superó con claridad. Eso sí, el Theta depende de sí mismo para hacer realidad un sueño, el de disputar el playoff de ascenso. Sólo queda entrenar todos con gran intensidad durante esta semana para que Gonzalo se encuentre ante la misma difícil tesitura de este fin de semana, donde 9 thetudos han tenido que ver los toros desde la barrera. ¡Ale Cole!

Jugaron por los thetudos: Javier Cámara (Israel Arteaga 40’), Richi Urech (Ricardo Gimenez 40’), Eduardo Carretero, Sushil Hiranandani (Eduardo Martínez 50’), Francisco Javier García, Jose María Rueda (Ignacio Izuzquiza 60’), Alfredo Cabrera, Santiago Moliner, Arturo Delgado, Sergio Rodríguez, Jesús San Román (Álvaro Tornel 50’), Borja Ortiz (Borja Jarque 60’), Guillermo Fondevila ©, Álvaro Gómez (Daniel Alegrete 40’), Jesús Moratalla.

El Crack. Eduardo Carretero. El pilier no lo pudo hacer mejor, un auténtico panzer que destrozaba al rival ganando muchísimos metros en cada percusión.

El dandy. Santiago Moliner. En su vuelta tras la lesión al puesto de ocho, salió con seguridad de la melé, atacando el intervalo con facilidad y robando muchos balones en defensa.

El Duro. Jesús “High-tackle” Moratalla. Tras estar cuajando un gran partido en su retorno, esa última jugada donde casi descabeza al ala rival, le hace pleno merecedor de ese galardón.

Vaya día. La touch. Tras unos partidos donde la touch estaba funcionando perfectamente, cual reloj suizo, en este partido fue un auténtico despropósito, con una falta de coordinación que apenas permitió ganar unas pocas touches propias.

 

Leave us a reply

Club de Rugby Complutense Cisneros pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache