Crónica | SilverStorm El Salvador vs Complutense Cisneros

Algunos partidos se tiñen desde el minuto uno de un color y no cambian en los ochenta minuto, algunos están tan igualados, que no se pude definir que color es el que predomina; en otros casos, los colores cambiándomela poco a poco a lo largo del tiempo. Este partido es uno de estos últimos, en este caso; de azul y azul, a azul oscuro casi negro.

Lucía el Colegio una alineación un tanto diferente a la que acostumbraba esta temporada, pero con la misma actitud que le caracteriza.

Los primeros minutos parecían que presionaban más a los chamizos, que en menos de cinco minutos se le caían varios balones que otorgaban la melé´para el Colegio; situación que castigaba más que favorecer a la delantera colegial, que se veía superada en las primeras fases estáticas del partido. En la primera jugada peligrosa, de nuevo un error de manos salvaba la papeleta azul y azul quien se veía obligado a defender dentro de su zona de veintidós durante más tiempo del dejado, y probablemente más desgastado de lo necesario; algo que acabaría pasando factura al final del partido.

Cumplido el primer cuarto de hora del partido, una ruptura del apertura vallisoletano que descargaba con facilidad sobre su ala que posaba esquinado, pero lograba la transformación y abría el luminoso con un 7 a 0.

Poco tardaría en responder el Colegio, que en dos minutos repetiría una jugada parecida en la que tras varios pases con malabares incluidos, en esta ocasión el apertura azul y azul Andrew Norton se colaría en la línea chamiza y posaría cerca de palos un ensayo que él mismo transformaría. 7 a 7 en apenas veinte minutos.

De nuevo, la superioridad en delantera del equipo local quedaba patente, y tras varias melés colegiales a cinco metros de su linea de marca, finalmente el pack de El Salvador lograba imponerse, robar la melé y en la segunda fase desplegada posaba en zona de marca y de nuevo volvía a pasar la transformación entre palos; 14 a 15 en el electrónico.

En una de las pocas situaciones en las que Cisneros lograría sacar provecho de las melés, tras un golpe a favor por derribar la melé, de nuevo Norton pasaría el balón entre palos para acortar distancias en el marcador con el 14 a 10.

Una vez más, tras una ruptura de Norton, y una buena acción del capitán José Luis del Valle que habilitaba a Alberto Mendoza que finalizaba la jugada posando el balón en zona de marca tras el volteo. En esta ocasión, no se lograba la transformación, pero a falta de cinco minutos el Colegio se adelantaba por un punto en el marcador, 14 a 15.

Aquí se acaba el partido. O eso es lo que muchos hubieran querido, porque de aquí en adelante el encuentro tendría un solo color: el negro.

En la última jugada de la primera parte, una disciplina en la defensa daba la oportunidad de jugar una touch a cinco metros para El Salvador, que desde el saque de lateral formaba una plataforma que se colaba dentro de marca para posar, transformar e irse al descanso 21 a 15 en el marcador.

La segunda parte sería una clara predominancia local, tanto en las fases de conquista como en el juego desplegado. Así en los primeros veinticinco minutos lograba tres ensayos transformados más, logrando una puntuación perfecta y el bonus ofensivo. Solo le quedaba una opción al Colegio, y era llevarse el punto bonus logrando dos ensayos más. Los cambios en ambos equipos aportaban aires renovados, y en esta ocasión sería el medio melé Tomás Munilla, sería el más avispado y tras varías fases de delantera muy cerca de la zona de marca, sería le propio medio melé quien posaría el balón en la base del poste para una transformación rápida de Nacho Martinez de drop para poner el marcador 42 a 27 y con cinco minutos por delante para lograr sacar un punto de su visita al segundo clasificado.

Pero en lugar de eso, el Colegio vería como en dos ocasiones más, y a pesar de ser un hombre menos en el campo, los chamizos posarían y pasaría entre palos para finalizar con un marcador definitivo de 56 a 27.

Sin duda alguna, dos partidos muy distintos vistos en la primera y la segunda parte, empezando de más a menos y aguantando la embestida del segundo clasificado durante casi cuarenta minutos. A pesar del resultado desfavorable, las sensaciones que deja el partido es que el Colegio vuelve a encontrar su senda y su juego, y a falta de seis jornadas, el Colegio puede redimirse de una temporada poco regular.

Paula H. de Lucas

Share Now

Related Post