Crónica Complutense Cisneros vs Senor Independiente | Después de anotar no es momento para descansar

Cuando juegas a cierto nivel, cada error es una oportunidad de anotación, y que hayas anotado tú no es motivo para descansar; claro ejemplo de esto es este partido.

Cisneros recibía la visita de Senor Independiente lejos de sus dominios habituales del Central y lo hacía en el nuevo Paraninfo a las 17:15.

Los primeros minutos del partido ya ponían el miedo en el cuerpo colegial, que no lograba salir de su zona de veintidós, sufría mucho en las indisciplinas y no lograba imponerse en los contactos; y así llegaba el primer ensayo verdiblanco con transformación. 0 a 7.

Con la puesta en juego del segundo balón del partido, llegaba la primera incursión azul y azul dentro de la veintidós. Como mandan los cánones, el primer golpe relativamente asequible lo pasa Nacho Martínez entre palos para inaugurar el casillero con el 3 a 7.

Como siempre, poco duraba la tensión en el Colegio, que parece que con cada nueva marca puede permitirse descansar, y que solo hay que trabajar en el ataque y no en la defensa. Así, en menos de un minuto y después de una melé, un pilier contrario se colaba en la linea defensiva para posar completamente solo. 3 a 14.

Pero al igual que baja los brazos, los vuelve a subir. Como respuesta al ensayo bisonte, llegaba el primer ensayo colegial, después de una incursión de Jose Luís del Valle, que se quedaba a un metro de marca, para que Andrés Vallejo acelerase el balón y posase su primer ensayo en División de Honor. De nuevo el pie de Nacho acortaba distancia con el 10 a 14, lo más cerca que estaría el Colegio.

Con los cuatro puntos de diferencia, el Colegio lograba centrarse en el partido; pero la superioridad santanderina en la fases de conquista minaba todos los intentos de incursión azul y azul y poco a poco terminarían de imponer el juego visitante. Así nuevamente, desde un saque de lateral en veintidós, formaba la plataforma de empuje y desde ahí otro bloque de delanteros posaba el balón que sumaba un nuevo ensayo y una transformación más, 10 a 21 en el luminoso.

La primera parte terminaría con dos golpes de castigo alternos para cada equipo, que dejarían el marcador en 16 a 27.

A pesar del sufrimiento que suponían la melé y la touch, el Colegio saltaba al campo en la segunda mitad muy concentrado; pero un despiste en un que de lateral rápido que jugaban dentro de su veintidós el Senor Independiente podría costar un susto para los de azul y azul, pero a cambio, suponía tres puntos más para el pie de Nacho, 19 a 27.

Pero una vez más, el Colegio se conformaba con sumar tres puntos para relajarse, y después de una jugada peligrosa, que finalmente salió por linea de balón muerto, en una nueva incursión por el mismo ala llegaba el cuarto ensayo bisonte. 19 a 32 en el electrónico, y cada vez más lejos.

Empezaba a aumentar la presión y la tensión en el banquillo azul y azul, y la misma se transmitía en el partido, aumentando la cantidad de indisciplinas y dando tres puntos más a los de Santander. Pero no quedaría ahí la cosa, que en lo que podía haber sido un ensayo cisnero, acabaría en contra de los de verde y blanco y con una patada cruzada ampliarían la ventaja hasta el 19 a 40.

Los últimos veintiséis minutos de partido fueron de superioridad para Cisneros, por lo menos en lo que números se refiere, puesto que dos jugadores visitantes vieron la cartulina en el 58 y 67. Poco provecho sacó de esta superioridad, logrando tan solo un ensayo esquinado de las manos del ex-bisonte Dani Mañero, que transformaba de manera espectacular Nacho.

Terminaria el partido con un nuevo golpe de castigo para los santanderinos poniendo el marcador en el definitivo 26 a 43.

Paula H. de Lucas


Foto de Alberto Gardin

Share Now

Related Post