Crónica Complutense Cisneros vs Hernani CRE | Regalo de Navidad anticipado

Si te has portado bien durante el año, cuando llegan las Navidades te suelen dar mucho regalos; y si te has portado muy bien, te los suelen dar un poco antes para que puedas disfrutarlos. A veces no te portas bien, pero también te acaban dando los regalos antes, aunque no se sabe muy bien por qué. Esto es lo que le pasó ayer al Cisneros contra Hernani.

A las 12:30 del domingo daba inicio el partido, y a las 12:31 ya había habido el primer regalo de Navidad. Aunque este fue del Colegio para los guipuzcoanos. En la primera jugada del partido, el primer balón que intentaba abrir la linea azul y azul; un jugador hernaniense se colaba entre los centros y el pase iba directamente a sus manos para posar solo bajo palos. 0 a 7 en a penas treinta segundos.

Parece que al Colegio le gusta complicarse las cosas de manera innecesaria, para empezar; y que más complicado que hacerlo con el marcador en contra desde el minutos cero. El primer ensayo en contra resultaba una llamada de atención para los chicos de Valentín; que en la reanudación del juego acorralaría a los visitantes en su veintidós hasta hacerse con el ensayo. La superioridad de los delanteros en la melé, y la picardía del medio Tomás Munilla daba los primeros cinco puntos para el colegio, y el pie de Nacho Martinez sumaba dos más para igualar el marcador.

El saque de centro devolvía la posesión a Cisneros, que sabía que sin balón Hernani no podía hacer daño; y poco a poco volvía a colarse en campo rival; y de nuevo desde una melé, en esta ocasión, el capitán Jose Luís del Valle posaría el balón bajo palos para la fácil conversión de Nacho; y poner el 14 a 7.

En la primera incursión blanquiverde cerca de la línea de veintidós colegial, los guipuzcoanos saldrían con puntos al pie, acercando el marcador con 14 a 10; y demostrando un porcentaje de acierto en la posesión altísimo. Dos balones, dos situaciones de anotación.

Como siempre, el Colegio resultaba muy reactivo a las anotaciones contrarías, y en la siguiente posesión, sin mucho esfuerzo, Nacho posaría el tercero antes de llegar a la mitad de la primera parte, y haría pleno con el pie poniendo el 21 a 10 en el electrónico.

Con el balón en las manos, y dentro de la veintidós contraria, el Colegio se sentía crecido; y no dejaba de arremeter contra los hernanienses mostrando un juego mucho más físico que lucido. Nuevamente, las fases estáticas resultaban un ariete para los de azul y azul, y tras lograr la ventaja en una melé a diez metros de marca (que finalizaría con un susto por una nueva intercepción), volvería a pedir melé y se le otorgaría ensayo de castigo, por lo que antes de llegar a la media hora de partido, Cisneros ya se aseguraba el punto bonus ofensivo.

Pero una vez más, al XV colegial le costaba jugar sin balón. no eran capaces de recolocarse en defensa, involucraban mucha gente en los puntos de encuentro, y en una de estas superioridades; una patada cruzada ponía mucha presión sobre el ala que fallaba la recepción, y aprovechaban los visitantes para posar y acortar el marcador 28 a 15.

En la recta final de la primera mitad, el Colegio se vería con la posibilidad de sacar provecho de su superioridad numérica tras la expulsión de un jugador de Hernani. Pero a pesar de ser un jugador más en el campo, la impaciencia colegial les devolvía la posesión a los vascos que ponían fin a la primera parte.

Con la segunda mitad, el colegio no solo no sacaba provecho de la ventaja que le propiciaba ser un hombre más, si no que una vez más se pondría trabas a ellos mismos con la expulsión de Gonzalo Gross en a penas tres minutos. Con los cambios, la potencia colegial en las fases estáticas se veía mermada, y los guipuzcoanos tomaban las riendas de la melé y la touch. Así llegaría la tercera marca de Hernani, en una jugada clásica de maul desde touch. Nuevo objetivo para el Colegio: evitar el bonus ofensivo visitante.

La segunda parte parecía que se volvía complicada, con el fallo en el tiro a palos en una de las situaciones más sencillas del partido. Pero con la recuperación de balón en el saque de veintidós, Guillermo Dominguez encontraría un hueco en la defensa vasca para ganar mucho metros, y en un par de fases más, él mismo posaría el balón en marca, esta vez sin transformación.

Pero una vez más, los Cisneros se ponían extremadamente generosos en estas fechas tan señaladas, y no querían que los de Hernani se fueran a casa con las manos vacías. Un error en la defensa de un ruck dentro de veintidós, abría las puertas al centro guipuzcoano, que anotaría el cuarto ensayo y le daría el punto bonus a su equipo.

Como respuesta, el Colegio solo lograría dos anotaciones más al pie de Nacho Martínez, para cerrar el marcador con el definitivo 39 a 25; logrando así una nueva victoria para los de azul y azul; poco lustrosa, con poco juego y errores muy básicos, de los que los rivales lograron sacar más provecho que los propios colegiales.

Un final de año con sabor de boca agridulce; tercera victoria de la temporada, pero demasiado generosa con los rivales. Sin duda alguna, está muy claro que le van a pedir los jugadores a los Reyes Magos este año.

Paula H. de Lucas


Foto de Alberto Gardin

Share Now

Related Post